Excodra Barcelonra
MNAC

MNAC

El Museu Nacional d'Art de Catalunya está ubicado en el Palau Nacional de Montjuïc, construido para la Exposición Internacional de 1929. En 1934 abrió sus puertas como Museu d'Art de Catalunya, reuniendo la colección medieval. Posteriormente, en 1995, ya como Museu Nacional d'Art de Catalunya, se inauguran las salas nuevas de arte románico y de manera sucesiva se va ampliando la presentación pública de los fondos, proceso que culmina en 2004 con la presentación nueva de arte moderno.

Pere Torné i Esquius en el MNAC

Fuente: Excodra | Publicado: 13-05-2017
Hasta el 9 de julio se puede ver en el MNAC una exposición que nos ha hecho ampliar la sonrisa como cuando éramos niños, una sonrisa suave de satisfacción y pillería, tranquila y resumida. La exposición, la primera monográfica, es del pintor y dibujante Pere Torné i Esquius y merece muchísimo el ir a verla.
Derechos: Pere Torné i Esquius, Girasoles, hacia 1909. Colección particular. MNAC.
4163 comentarios

Hasta el 9 de julio se puede ver en el MNAC una exposición que nos ha hecho ampliar la sonrisa como cuando éramos niños, una sonrisa suave de satisfacción y pillería, tranquila y resumida. La exposición, la primera monográfica, es del pintor y dibujante Pere Torné i Esquius y merece muchísimo el ir a verla.

Torné i Esquius esquematiza la realidad en un trazo, en muy pocos trazos, con contornos bien definidos y colores casi planos en fondos que también juegan casi únicamente con las dos dimensiones, alejándose de la profundidad de nuestro entorno, como si pusiéramos un calco a un relieve y después lo coloreáramos, en cuadros de pequeño formato, casi de folio a veces, es realmente curioso lo que transmite, como una mirada tranquila a lo cotidiano que nos rodea, justamente, sin esa dimensión de lo profundo, pero haciendo un destello que remite a la inocencia de nuestro día a día, que siempre es vivo, en el cuerpo de las figuras que dibuja, como siendo un pintor que refleja la pintura de un infante mas con la madurez de quien mucho sabe y ha vivido lo suyo.



Hay un nervio tenso en su trazo que atrapa. Hay una llama de colores tenues y pálidos, vivos, sólidos, en su pincel, que hacen fijar la mirada sin más remedio en su pintura, cediendo a su magnetismo.


Se podría decir que transmite la complejidad de lo simple. Lo difícil de un resumen. Hay mucha poesía contenida en sus dibujos, una poesía de dos de la tarde, caminando por casa, saliendo a la terraza, respirando teniendo de frente el día, mirando la vida con quietud y sosiego, inocentemente, pero magnéticamente.



Como muy bien se dice en la exposición, fue un artista nada convencional, recuerdan en ocasiones sus dibujos al mundo de las caricaturas de su época (1879-1936), también hay mucho París, hay Lautrec, tanto el cartelista como el impresionista, a veces, en él, pero con su sello, hay época en su trabajo, pero su época particular, muy bien tamizada por su propio talento.


Pareciera que, aunque sea un clásico de los comentarios, se anticipaba a su época en cuanto al dibujo conciso, sobre todo en el mundo de la ilustración y el esquema de lo visto, de lo que sucede, trae a la mente esa frase y es muy bueno que la traiga. Ilustró libros para niños y pintó interiores, con ese magnetismo que decíamos, pintó el día a día, y pintó con ese trazo mínimo de quien sabe muy bien lo que tiene y quiere mostrar, hacer resaltar el instante justo, la fotografía hecha a mano y a pincel en el momento justo con el trazo inocente y firme y la potencia de un resumen, de un concepto, de lo que hace que las cosas sean las que son. Y gusta, y mucho.


Enlace a la exposición: http://www.museunacional.cat/es/pere-torne-esquius-0
Comentarios:
4