Excodra Barcelonra
UV (Universidad de Valencia)

UV (Universidad de Valencia)

La Universitat de València de hoy es el resultado de más de cinco siglos de historia que han permitido acumular unos saberes y unos tesoros documentales únicos, y que la han convertido en una de las mejores universidades españolas. Desde el siglo XIII se impartían en la ciudad de Valencia estudios superiores, pues en 1245 el rey Jaume I había obtenido del papa Inocencio IV la institución de un Studium Generale. Sin embargo, no fue hasta el 30 de octubre de 1499 cuando los jurados de la ciudad de Valencia redactaron las Constitucions de lo que iba a ser la primera Universitat de València, una institución autorizada por la Bula del 23 de enero de 1501, firmada por el papa valenciano Alejandro VI, y por el privilegio real de Fernando II el Católico, concedido el 16 de febrero de 1502. A lo largo de más de quinientos años, el desarrollo de la Universitat de València ha corrido en paralelo al crecimiento de la ciudad, y ha formado una parte inextricable de su trama urbana, generando espacios para la docencia, la investigación, la creación y difusión de cultura y ciencia, así como para la transferencia de conocimiento. http://www.uv.es/

El Observatorio Astronómico de la UV participa en el descubrimiento de un anillo alrededor del planeta enano Haumea

Fuente: UV | Publicado: 13-10-2017
El Observatorio Astronómico de la Universitat de València ha participado en la observación estelar que ha determinado las principales características físicas, desconocidas hasta ahora, de Haumea, un planeta enano que se encuentra más allá de la órbita de Neptuno. Entre sus características destaca la sorprendente presencia de un anillo, su forma extremadamente achatada y su rápida rotación. El trabajo, encabezado por el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), se ha publicado en la revista
Derechos: Concepción artística de Haumea con las proporciones correctas del cuerpo principal y del anillo. El anillo se encuentra a una distancia de 2.287 kilómetros respecto al centro del cuerpo principal y es más oscuro que la propia superficie del planeta enano.
0 comentarios

“Ésta ha sido la ocultación estelar de un objeto transneptuniano mejor observada en toda la historia, gracias a un método muy preciso en la predicción, en el cual utilizamos datos muy recientes de la misión GAIA de la Agencia Espacial Europea”, apunta José Carlos Guirado, director del Observatorio Astronómico. La ocultación es el fenómeno mediante el cual se observa el paso de objetos celestes ante estrellas como fondo (una especie de eclipse en miniatura). Este método permite determinar las características físicas principales como el tamaño, la forma y la densidad de los cuerpos celestes.



En los confines del Sistema Solar, más allá de la órbita de Neptuno, existe un cinturón de objetos compuestos de hielo y roca entre los cuales destacan cuatro planetas enanos: Plutón, Eris, Makemake y Haumea, de los cuales este último es lo más desconocido de todos. Una campaña internacional de observación ha permitido determinar sus principales características físicas. Guirado destaca que el resultado obtenido es fruto de la colaboración internacional en la que participa el Observatorio de la Universitat de València. “Se demuestra que la coordinación de varios telescopios puede aportar descubrimientos de primer orden”, ha añadido.


En la investigación se demuestran las varias explicaciones posibles ante la formación del anillo. Por ejemplo, pudo haberse originado después de una colisión con otro objeto, o por la liberación de parte del material superficial debido a la rápida rotación de Haumea. Se trata del primer hallazgo de un anillo alrededor de un objeto transneptuniano, y se demuestra que la presencia de anillos podría ser mucho más común de lo que se creía, tanto en el Sistema Solar como en otros sistemas planetarios.

“Hemos encontrado mucho más de lo que esperábamos. Unos segundos después de la ocultación principal debida al planeta enano, se detectó que la luz de la estrella volvía a desaparecer de forma muy rápida. Algo más debía existir alrededor de Haumea”, comenta Vicent Peris, miembro del Observatorio de la Universitat de València. Comparando la luz recibida por diferentes telescopios se pudo concluir la existencia de un anillo. Los objetos transneptunianos resultan muy difíciles de estudiar debido a su reducido tamaño, a su bajo brillo y a las enormes distancias a que se encuentran.



Telescopios como el del Observatorio Astronómico de la Universitat de València participaron en observaciones de calibración y de contrastación de predicciones que fueron imprescindibles para el éxito de la campaña. “Sabíamos que Haumea pasaría ante una estrella llamada URAT1533-182543 el 21 de enero del 2017, y doce telescopios de diez observatorios europeos observaron el fenómeno”, señala José Luis Ortiz, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía.


“Gracias a este despliegue de medios durante el eclipse de la estrella debido a Haumea, hemos podido reconstruir con mucha precisión la forma y tamaño de este planeta enano. Ahora sabemos que Haumea tiene un tamaño similar al de Plutón, pero con forma elipsoidal, como una pelota de rugby, y es bastante más grande y menos denso de lo que se creía” apunta el investigador Ortiz.

Este estudio ha sido posible con la financiación del programa AYA y de la Unión Europea con lo programa H2020 (projecte SBNAF, Small Bodies Near and Far).


Artículo de referencia: J. L. Ortiz, Santos-Sanz et al. «The size, shape, density and ring of the dwarf planet Haumea from a stellar occultation». Nature, (2017) DOI: 10.1038/nature24051
Vídeo: https://youtu.be/TeUegAEbGxo
Comentarios:

4