Excodra Barcelonra
Museo Thyssen-Bornemisza

Museo Thyssen-Bornemisza

El Museo Thyssen-Bornemisza es una pinacoteca de maestros antiguos y modernos ubicada en Madrid (España). Su existencia se debe al acuerdo de arrendamiento (1988) y a la posterior adquisición, por parte del Gobierno español (1993), del núcleo más valioso de la colección privada reunida a lo largo de siete décadas por la familia Thyssen-Bornemisza. Este fondo artístico aportó numerosos ejemplos de pintores extranjeros ausentes de los museos españoles, desde el gótico de los siglos XIV y XV (Duccio, Jan van Eyck) hasta el pop art y la pintura figurativa de los años 1980 (Lucian Freud, Richard Estes), por lo que vino a complementar el repertorio expuesto en los dos principales centros estatales, el Museo del Prado y el Reina Sofía. La apertura del Museo Thyssen-Bornemisza en 1992 dio lugar, al unirse a estos dos museos, al llamado Triángulo del Arte del paseo del Prado, área museística de Madrid que concentra el acervo pictórico más importante de España.

Frente a frente: Picasso y Lautrec

Fuente: Excodra | Publicado: 31-10-2017
Henri de Toulouse-Lautrec, 1864-1901. Pablo Picasso, 1881-1973. Lautrec y Picasso. Qué maravilla. Y qué estruendo. Como un choque de trenes de alta velocidad. Desde el 17 de octubre y hasta el 21 de enero en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid podemos ver el resultado del encuentro de estos dos maestros de la pintura.
Derechos: La pelirroja con blusa blanca, 1889. Henri de Toulouse-Lautrec.
22 comentarios

Henri de Toulouse-Lautrec, 1864-1901. Pablo Picasso, 1881-1973. Lautrec y Picasso. Qué maravilla. Y qué estruendo. Como un choque de trenes de alta velocidad. Desde el 17 de octubre y hasta el 21 de enero en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid podemos ver el resultado del encuentro de estos dos maestros de la pintura.

No sé cuántas veces habré visto la mítica foto de Picasso en su estudio con el transcurso de los años, siempre como de pasada, fijando más que nada la mirada en su icónica camiseta a rayas y cayendo la vista hacia, levemente, alguno de los cuadros en segundo plano. Mirando la información que el Thyssen-Bornemisza pone a disposición en su página web sale esta foto con Picasso en pie, mirando de frente, y también otra en que está de espaldas con el estudio y sus cuadros al fondo. Las fotografías las hizo Edward Quinn en 1960 en el estudio que Picasso tenía en Cannes. Entre los cuadros, como quien no quiere la cosa, aparece una pequeña fotografía de Toulouse-Lautrec…



Hasta esta exposición no me había fijado en que al fondo de la fotografía de Picasso se encontraba Lautrec, y es lo que hace esta muestra, una mirada atenta a los paralelismos en el arte de ambos pintores, que permite darnos cuenta de cuánto Lautrec hay en Picasso, es todo un acierto y se pueden observar cantidad de semejanzas entre ambos, cómo Picasso fue absorbiendo el arte de su estimado Lautrec a lo largo de su vida.


Cierto es que Picasso lo absorbió todo y abarcó todos los estilos posibles, su recorrido por el mundo de la pintura es majestuoso, como labor de relojero curioso que toca todas las teclas que le causan admiración, recreó la historia de la pintura desde su propio camino, y en ese caminar, entre otros autores y estilos, estaba Toulouse-Lautrec. El resultado de poner de relieve los influjos del francés en el español es una auténtica maravilla, en la exposición se pasa del asombro a los ojos aún más abiertos con cada semejanza mostrada. Es una exposición que ya de por sí, por tener a dos artistas como ellos, ya es una tormenta, una bomba, pero que además se hace entrañable al podernos detener en las analogías y similitudes entre ambos.

Lautrec le puso la poesía a la noche parisina, le puso un corazón tierno a la bohemia. Picasso acentuó la modernidad con el carácter innovador de su estilo desde las huellas del maestro Lautrec. La exposición se divide en cinco puntos de contacto entre ambos, en las cinco secciones: Bohemios, Bajos fondos, Vagabundos, Ellas y Eros recóndito. Es una muestra que da muchísimo juego, que enfrenta dos de los rostros más singulares de la apertura modernista, nos hace darnos cuenta del encadenamiento, la superposición, de estilos sobre estilos, autores sobre autores, Lautrec y Picasso, en este caso, y cómo el arte va subiendo por la escalera del tiempo mostrando a los antecesores, intencionalmente o no, a cada nuevo escalón.

La vais a disfrutar muchísimo, dos pilares de la pintura frente a frente. No os la perdáis.


Enlace a la exposición: https://www.museothyssen.org/exposiciones/picassolautrec
Comentarios:
Picasso/Lautrec

Picasso/Lautrec

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza presenta Picasso/Lautrec, la primera exposición monográfica dedicada a la comparación de estos dos grandes maestros de la modernidad. Aunque su relación artística ha sido reiteradamente establecida por la literatura y la crítica contemporánea esta es la primera vez que se confronta la obra de ambos en una muestra. La exposición plantea además nuevos puntos de vista de esta apasionante relación, pues no se limita al tópico del joven Picasso admirador de Lautrec en Barcelona y sus primeros años en París, sino que ha rastreado la pervivencia de esa huella a lo largo de la dilatada trayectoria del artista español, abarcando también su periodo final.

4