Excodra Barcelonra
Museo del Prado

Museo del Prado

El Museo Nacional del Prado, desde que fue inaugurado en 1819 y a lo largo de su historia centenaria, ha cumplido con la alta misión de conservar, exponer y enriquecer el conjunto de las colecciones y obras de arte que, estrechamente vinculadas a la historia de España, constituyen una de las más elevadas manifestaciones de expresión artística de reconocido valor universal. https://www.museodelprado.es

Fortuny en el Museo del Prado

Fuente: Excodra | Publicado: 18-01-2018
Interesantísima exposición en el Museo del Prado de un pintor tremendo: Fortuny (Reus, 1838 - Roma, 1874). Tal vez para definirlo con una palabra, sería: vigor. Fuertes, vigorosas, así son sus creaciones. Y poéticas. La poesía del puñetazo.
Derechos: Fantasía sobre Fausto. Fortuny, 1866.
0 comentarios

Interesantísima exposición en el Museo del Prado de un pintor tremendo: Fortuny (Reus, 1838 - Roma, 1874). Tal vez para definirlo con una palabra, sería: vigor. Fuertes, vigorosas, así son sus creaciones. Y poéticas. La poesía del puñetazo. Y su luz, vibrante. Su trazo, nervioso, pero firme, inspirado. El realismo filtrado por la fortaleza, por la consistencia. Su paleta tenía todos los colores que su vista captaba. Sus composiciones realistas, históricas, retratistas de una época y varias sociedades, mantienen la tensión perfecta. Son pinturas tensas, de enorme poderío.



La muestra se distribuye cronológicamente y abarca sus diversas facetas como pintor, acuarelista, dibujante y grabador, pero aún hay más, y también se nos enseña una riquísima colección de antigüedades conservadas por el autor. La exposición viene de noviembre del pasado año y se extiende hasta el 18 de marzo del año en curso.


A lo largo de la exposición podemos seguir sus pasos desde su inicio como pintor hasta su muerte. Barcelona y Roma le formarían como pintor, y desde ahí comenzaría a destacar e interesarse en la pintura histórica y en el retrato. Su viaje a Marruecos para cubrir con sus pinturas el conflicto entre España y Marruecos le marcaría profundamente, dejándonos para la Historia imponentes cuadros de las batallas y de las gentes de Marruecos, tan exóticos a su pincel por entonces.



Después balancearía su vida entre Barcelona y Roma y de ello fue dejando testimonio con su arte, creando obras como el magnífico Fantasía sobre Fausto, mezcla de dos mundos, el árabe y el occidental, de imaginación penetrante y vívida, es un cuadro realmente hermoso y narrativo.


Siguiendo el viaje por la exposición quedaremos también deslumbrados por sus grabados, compuestos minuciosa, artesanal, delicadamente. Las copias a los antiguos maestros son otro de los lados del prisma de su creación, y son impresionantes, la nueva lectura que realiza, por ejemplo de Ribera y de Velázquez y de Goya, dejando su sello sobre el sello de la antigua maestría de la pintura, es de una calidad suprema y latiente. Sus últimos años, pasando varios de ellos en Granada, mostrarían a un Fortuny lleno de luz y calma y sosiego, amplio, abarcador, de mirada limpia y atenta, colorido como de costumbre, pero con el motivo pictórico del día a día entre sus dedos.

Si aún no has tenido ocasión de ver tamaña exposición, aún estás a tiempo hasta marzo, es algo para el recuerdo, poder ver el avance de este grandísimo pintor que fue y es internacionalmente admirado. La disfrutaréis.


Enlace a la exposición: https://www.museodelprado.es/actualidad/exposicion/fortuny-1838-1874/8216331b-8024-4d46-8a6a-f6ba89095f02
Comentarios:

Fortuny (1838-1874)

Fortuny (1838-1874)

Fortuny fue el artista español del siglo XIX que tuvo una mayor proyección internacional. Sus pinturas al óleo, fundamento de su fama, tuvieron gran influencia en España, Italia y Francia. Fue el gran renovador en su tiempo de la acuarela, a la que aportó proximidad al natural, claridad de tonos y una ejecución de calidad extraordinaria. Como dibujante a pluma y a lápiz la asiduidad de su práctica le llevó a conseguir una precisión única. Su trabajo como acuafortista transformó el cultivo de esa técnica y le permitió dar cauce a su vena más expresiva. Además, su dedicación al coleccionismo de antigüedades, integradas en su atelier junto con sus propias obras, influyó en su labor creadora.

4