Excodra Barcelonra
Fundación Juan March

Fundación Juan March

La Fundación Juan March es una institución familiar, patrimonial y operativa creada en 1955 por el financiero Juan March Ordinas con el propósito de promover la cultura humanística y científica en España. Su historia y su modelo institucional, garantía de la autonomía de su funcionamiento, contribuyen a concretar su misión en un plan definido de actividades, que atienden en cada momento a las cambiantes necesidades sociales y que en la actualidad se organizan mediante programas propios desarrollados en sus tres sedes, diseñados a largo plazo, de acceso siempre gratuito y sin otro compromiso que la calidad de la oferta cultural y el beneficio de la comunidad a la que sirve. La Fundación produce exposiciones y ciclos de conciertos y de conferencias. Su sede en Madrid alberga una Biblioteca de música y teatro español contemporáneos. Es titular del Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, y del Museu Fundación Juan March, de Palma de Mallorca. https://www.march.es

Misterios: el santuario de Eleusis y el culto a Dioniso

Fuente: Fundación Juan March | Publicado: 23-10-2019
El martes 29 y el jueves 31 de octubre, a las 19:30 horas, tiene lugar en la Fundación Juan March un ciclo de dos conferencias sobre “Misterios: el santuario de Eleusis y el culto a Dioniso”, a cargo de Fernando García Romero y Alberto Bernabé. El ciclo analizará los cultos mistéricos celebrados en Eleusis, al suroeste de Atenas, en honor a la diosa Deméter, y aquellos dedicados a Dioniso, dios del vino.
Derechos: Culto a Dioniso. Fundación Juan March.
0 comentarios

Este ciclo de dos conferencias analizará los cultos mistéricos celebrados en Eleusis, al suroeste de Atenas, en honor a la diosa Deméter, y aquellos dedicados a Dioniso, dios del vino.


Los misterios de Eleusis (martes 29 oct 2019, 19:30h), a cargo de Fernando García Romero.


Resumen de la intervención


La religión griega oficial se propone sobre todo organizar y estructurar la vida comunitaria de las ciudades y las relaciones entre sus habitantes, pero no les ofrece un Más Allá feliz o justo en el que los buenos sean recompensados y los malos castigados. Para completar esos aspectos que la religión de la pólis no cubre cobran auge, sobre todo a partir de 600 a. C., los cultos mistéricos, que proporcionan a los hombres la esperanza de una vida feliz después de la muerte.



Los más importantes de esos cultos son los que tenían lugar en Eleusis, al suroeste de Atenas, que conocieron una larguísima vida, al menos desde el siglo VII a. C. (fecha en la que se puede datar el Himno homérico a Deméter) hasta la supresión del culto por el emperador Teodosio y la destrucción del santuario por los godos a finales del siglo IV p. C. Culto agrario en origen, en los rituales de Eleusis la "muerte" y "resurrección" anual de los cereales se convierte en metáfora de la muerte de los hombres en esta vida y del resurgimiento de otra forma de vida después de la muerte.



En el curso de nuestra exposición describiremos las diferentes etapas del complejo ritual eleusino, en la medida en que nuestras fuentes escritas e iconográficas permiten reconstruirlo, y hablaremos también de las personas encargadas de dirigir el ritual y de los lugares en los que se desarrollaba.


Misterios dionisíacos (jueves 31 oct 2019, 19:30h) a cargo de Alberto Bernabé.


Resumen de la intervención


Dioniso es el dios del vino y, por ello, de la transgresión, relacionada con la liberación y la euforia. La experiencia dionisíaca fundamental es el éxtasis, una sensación de "salida de sí mismo" que se contagia entre los participantes en sus ritos. El dios provoca en sus acólitos una enorme energía que debe ser liberada en una danza de movimientos bruscos y en gritos desaforados, haciendo que por momentos se sientan como si no fueran ellos (de ahí el uso de máscaras que prestan al usuario una identidad diferente) y pierdan sus inhibiciones, sus miedos y sus modales, poseídos de una euforia sin control. El rito dionisíaco parece ser la antítesis del establishment.



La gran paradoja es que la sociedad griega estaba convencida de que este abandono de la cordura en el rito dionisíaco era socialmente necesario. Los mitos de los antagonistas de Dioniso, como Penteo o las Miníades, que se oponen a sus cultos en nombre del orden civil y la cordura, cuentan que reciben terribles castigos. En tanto que los mitos son paradigmáticos, traslucen que la sociedad no puede sobrevivir sometida a un orden continuo.



En especial se considera no sólo saludable, sino imprescindible, que las mujeres, el grueso de los participantes en los ritos báquicos, abandonen su papel de amas de casa moderadas para participar en la fiesta de la liberación y la transgresión. El ritual se celebra durante unos días, tras los cuales Dioniso abandona la ciudad y el orden social se recobra enseguida. Las fiestas de Dioniso tenían que ver en muchos casos con esa alteración controlada, como una especie de válvula de escape, para evitar el descontrol total y el desastre social. Algo que nos hace pensar sobre todo en la situación de la mujer en la Grecia de la época.


Enlace a las conferencias: https://www.march.es/ciclos/100444/
Comentarios:
Misterios: el santuario de Eleusis y el culto a Dioniso

Misterios: el santuario de Eleusis y el culto a Dioniso

Este ciclo de dos conferencias (29 y 31 de octubre) analizará los cultos mistéricos celebrados en Eleusis, al suroeste de Atenas, en honor a la diosa Deméter, y aquellos dedicados a Dioniso, dios del vino.

4