Excodra Barcelonra
Anagrama

Anagrama

Editorial independiente fundada en 1969, ha publicado alrededor de 4.000 títulos. Como una constante a lo largo de estas cinco décadas, cabe subrayar: la búsqueda de nuevas voces -es decir, la apuesta por los posibles clásicos del futuro- tanto en narrativa como en ensayo, en nuestro país y en otros ámbitos; el rescate de aquellos clásicos del siglo XX negligidos o ya inencontrables; la exploración en torno a los debates políticos, morales y culturales más significativos de nuestro tiempo. https://www.anagrama-ed.es

Revolución, de Juan Francisco Ferré

Fuente: Rubén Darío Fernández | Publicado: 12-12-2019
Revolución contiene literatura con muchísima clase, de la que se asienta en la memoria, qué manera tan diferente de narrar, la de Juan Francisco Ferré, de crear clímax por vías alternativas, de envolver en mares de afiladas palabras con reflexiones certeras, profundas, agudas. Ferré se sale, desde la página uno. Desinhibido, gamberro, sincero. Potente. Y también muy tierno, según tramos.
Derechos: Portada de "Revolución". Editorial Anagrama.
0 comentarios

Revolución contiene literatura con muchísima clase, de la que se asienta en la memoria, qué manera tan diferente de narrar, la de Juan Francisco Ferré, de crear clímax por vías alternativas, de envolver en mares de afiladas palabras con reflexiones certeras, profundas, agudas. Ferré se sale, desde la página uno. Desinhibido, gamberro, sincero. Potente. Y también muy tierno, según tramos. Absolutamente polifacético en esta su nueva novela, donde no sólo se limita a narrar, sino también a sacar a flote certezas sobre la vida.



Va tejiendo una surrealista tela de araña, con paciencia, con mano de obrero aplicado, creando ambientación, como buen maestro del verbo y la novela, desde la vida en familia a la laboral, lanzando críticas contra el sistema como quien no quiere la cosa, pero arrojando buenos dardos para invitar a la reflexión a la par que nos vamos adentrando en la aventura por venir. Aunque no se queda ahí el abanico de sus posibilidades y nos proporciona todo tipo de emociones: un decorado plagado de personajes extravagantes y fiestas que recuerdan al mundo visual de Fellini y también mucho al de David Lynch. Iremos penetrando paso a paso y sin prisas en un universo de intrigas y conspiraciones siniestras.



El profesor Gabriel Espinosa y su particular familia (Ariana, su mujer; sus dos gemelos, Sofía y Pablo; y Aníbal, adoptado y superdotado) cambian de domicilio para trabajar dando clases en la misteriosa Universidad Paneuropea de Millares, frontera en la que pasaremos de una novela realista a otra de fantasía surrealista plagada de enigmas por resolver, un terreno de arenas movedizas donde no se sabe bien dónde se está pisando, entre extravangacias e irrealidades, súper-inteligencias artificiales al más puro estilo de Kubrick y encuentros misteriosos en el bosque con un extraño confidente.


También entran en juego en el núcleo íntimo de la familia, en la que la novela se centra muy hondamente, los amantes de la mujer, uno en concreto, el último, y los experimentos sexuales de Gabriel con otras mujeres a quienes aborda por los centros comerciales y les ofrece dinero no tanto por acostarse, como para llevar a cabo fantasías sexuales regadas por diálogos eróticos, donde Ferré soltará toda su destreza para erotizarnos al máximo con las historias calientes de sus protagonistas. Muy interesante esas partes de la narración, como microrrelatos que componen una historia aparte sobre la sexualidad.



Las descripciones de la vida familiar son tremendas, explorando cada sentimiento contenido en cada acción. La vida en pareja, la vida con los hijos, la divergencia entre el mundo de los adultos y el mundo de la infancia, todo tratado con ojo tierno, y con mirada atenta a los pormenores de la vida en familia. Luego, las infidelidades de ambos, tratadas como recurso necesario para superar el matrimonio. Rutina y novedad, como escribe Ferré. Nos hace un magistral retrato de lo que conlleva ser padres y estar inmersos en el mundo de la infancia a la vez que ser adultos, y en este caso, en un mundo que se va tornando cada vez más hostil y perverso. Las partes en que indaga en la vida hogareña son altamente envolventes, dulces por momentos, con un Ferré menos macarra, como en ocasiones, para mostrarnos su lado más esponjoso a las emociones, a la ternura. Un diez por su calidez.



Pero como decimos, en la novela hay de todo, desde el más puro hiperrealismo a la entrada en el universo de lo simbólico y lo esotérico. Vamos cruzando diferentes telones, diferentes niveles de narración y realidad, pero totalmente entrelazados, combinando el mundo de la fantasía y lo místico con el mundo más real y doloroso de la vida cotidiana.


Novela de misterio, juguetona y atrayente, seductora y reflexiva, novela todoterreno, con una construcción de personajes asombrosamente sólida, sin media fisura, con toda su psicología detallada al milímetro para conducirnos por mares de relaciones afectivas, tanto en familia, como decíamos, como en su vida alrededor, con profesores y alumnos del entorno de Gabriel Espinosa de lo más peculiares, para ir desentrañado los enigmas que vamos encontrando por el camino, que serán muchos y muy sabrosos, entre secuestros, chips neurales, sacrificios, sectas, logias, rituales orgiásticos, dioses y malignos de otros tiempos y lugares, Libros Negros y potentes alucinógenos. No os detallamos más, para que podáis leerla casi como terreno virgen, pues se apreciará mucho mejor por sus sorpresas a lo largo de los 33 días que nos describe de un futuro muy cercano.


Disfrutadla, pues “la vida es cruel y no tiene marcha atrás”, nos dice Ferré, pero nos queda la literatura para endulzarla y viajar. Aquí un ejemplo, un buen y lisérgico ejemplo.


Enlace al libro: https://www.anagrama-ed.es/libro/narrativas-hispanicas/revolucion/9788433998781/NH_628 
Comentarios:
Juan Francisco Ferré

Juan Francisco Ferré

Juan Francisco Ferré (Málaga, 1962) es escritor. Su novela Providence cosechó excelentes críticas en medios españoles y latinoamericanos y fue considerada, en su edición francesa, una de las grandes revelaciones extranjeras de 2011: «Una lengua literaria ágil: a la vez maliciosa, y llena de esa helada ironía que desplegaba el gran Nabokov» (J. E. Ayala Dip); «Ferré ha lanzado una bomba posmoderna sobre el planeta libro. Un nombre a retener» (Les Inrockuptibles). Con Karnaval ganó en 2012 el Premio Herralde de Novela: «La densidad intelectual de Karnaval convierte su lectura es una tarea apasionante» (Ricardo Senabre, El Mundo); «Una novela imprescindible» (Manuel Vilas); «Un rompe y rasga de nuestra narrativa» (Alberto Olmos), y El Rey del Juego: «Una historia alocada, imprevisible, tumultuosa, zigzagueante. Una suerte de gloriosa astracanada para leer con los ojos muy abiertos» (José María de Loma, La Opinión de Málaga); «Una lectura muy divertida (sobre todo en su primera mitad), espídica, desbordante de mala intención (que es la mejor)» (Nadal Suau, El Mundo).

4