Excodra Barcelonra
Candaya

Candaya

La editorial Candaya toma su nombre de ese reino fantástico al que se dirigen, montados en Clavileño, Don Quijote y Sancho para acabar con los hechizos diabólicos del gigante Malambruno. Con la misma vocación y voluntad quijotesca nace la editorial Candaya, que pretende, desde su modestia, luchar contra esos otros maleficios, aún más perversos y malintencionados, que condenan al ostracismo a muchos escritores latinoamericanos. Creemos que la literatura hispanoamericana está viviendo uno de los momentos de mayor vitalidad y creatividad de su historia. Sin embargo, debido a la crisis económica y a la proliferación de políticas editoriales regidas casi exclusivamente por criterios de rentabilidad inmediata, son muchas las dificultades a las que deben enfrentarse obras de reconocida calidad para ser publicadas entre nosotros e incluso en sus propios países. https://www.candaya.com

Siberia, de Daniela Alcívar Bellolio

Fuente: Rubén Darío Fernández | Publicado: 07-02-2020
Siberia es un libro de una belleza impresionante. Un largo poema en prosa. Su autora, Daniela Alcívar Bellolio, es directa y poética. Maneja el lenguaje con maestría y con malabarismos acertadísimos, con una escritura tremendamente envolvente y además, valiente.
Derechos: Portada de "Siberia". Candaya.
0 comentarios

Siberia es un libro de una belleza impresionante. Un largo poema en prosa. Su autora, Daniela Alcívar Bellolio, es directa y poética. Maneja el lenguaje con maestría y con malabarismos acertadísimos, con una escritura tremendamente envolvente y además, valiente. Se atreve a nombrar lo que imaginamos que muchos sienten o que nosotros sentimos, pero que silencian o que silenciamos. Es una literatura plagada de frases épicas y certeras, con un vocabulario riquísimo y sugerente.



El epicentro de esta novela es la muerte de su hijo nada más nacer, pero la lectura nos lleva del antes al durante, y finalmente al después, utilizando ese doloroso núcleo y punto de partida para explorar la vida. Su campo de indagación es amplio, pero sobre todo lo hace en las herencias emocionales que nos dejan nuestros familiares, nuestros padres, nuestros abuelos. Nos señala las relaciones posesivas, las infidelidades, los amantes, el sentimiento de culpa, la poligamia, el engañar a seres queridos, la emoción del embarazo.



Y entonces llegamos a la descripción de la muerte de su hijo, la cual eriza la piel. Cuando el dolor, para alivio de nuestra vida, se convierte en poesía. Son dos páginas maestras en que relata el hecho. No es nada fácil transmutar el sufrimiento en belleza, pero Alcívar Bellolio lo consigue con contundente energía, elegancia, sinceridad. Y es algo necesario de hacer para quien está padeciendo, porque además cuando la literatura se convierte en salvavidas en mitad de la tempestad, de la negritud, adquiere valor universal, araña a todas y cada una de las personas. Y su literatura nos rasga las entrañas.



Posee lirismo, un lirismo muy potente nacido del dolor, de la pérdida, de la muerte de un hijo, buscando siempre renacer de las cenizas a través de la palabra.



Es un texto tan maravilloso que al escritor le deben de dar ganas de escribir y al lector ganas de vivir, de sentir conjunciones en todo, sintiendo que todo tiene su narrativa particular y compartida, entremezclada con cada cosa: la muerte, el deseo, las ausencias, las ciudades, el mar, una media tarde en una avenida, un trago para coger valentía. Hay cierta unión en cada cosa y la autora encuentra los nexos oportunos y poéticos que lo sustentan.



Combina perfectamente lo más callejero con lo más poético, lo más cercano con lo más elevado. Nos puebla de bellas estampas de desesperanza.



Está fenomenalmente escrito. Nos cubre por completo y nos transporta a lugares oníricos con sus imágenes, aunque nos esté hablando de la vida más concreta y diaria, pues encuentra la poesía que hay escondida en la realidad más cotidiana. Nos sumerge también en recuerdos de su infancia y adolescencia, descritos con la mayor de las ternuras. Nos hundimos también en la fuerza de la amistad. Nos trae pequeñas y sentidas postales de momentos concretos, como poemas, como fotografías de sueños, pero muy reales.

Es pura poesía y dolor Siberia.


Enlace al libro: https://www.candaya.com/libro/siberia/ 
Comentarios:
Daniela Alcívar Bellolio

Daniela Alcívar Bellolio

Daniela Alcívar Bellolio nació en Guayaquil en 1982, y vivió en Buenos Aires entre 2005 y 2017. Es escritora, crítica literaria, investigadora académica y editora. Ha publicado la novela Siberia (Premio Joaquín Gallegos 2018, Premio La Linares 2018), el libro de relatos Para esta mañana diáfana (2016) y los libros de ensayo Pararrayos. Paisajes, lecturas, memorias (2016) y El silencio de las imágenes (2017). Es editora general en la editorial ecuatoriana Turbina y miembro del Comité Editorial de la revista Sycorax. Actualmente dirige, en Quito, el Centro Cultural Benjamín Carrión.

4