ExcodraBarcelona, ciencia y arte

Frente a frente: Picasso y Lautrec

Fuente: Excodra | Publicado: 31-10-2017
Derechos: La pelirroja con blusa blanca, 1889. Henri de Toulouse-Lautrec.

Henri de Toulouse-Lautrec, 1864-1901. Pablo Picasso, 1881-1973. Lautrec y Picasso. Qué maravilla. Y qué estruendo. Como un choque de trenes de alta velocidad. Desde el 17 de octubre y hasta el 21 de enero en el Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid podemos ver el resultado del encuentro de estos dos maestros de la pintura.

No sé cuántas veces habré visto la mítica foto de Picasso en su estudio con el transcurso de los años, siempre como de pasada, fijando más que nada la mirada en su icónica camiseta a rayas y cayendo la vista hacia, levemente, alguno de los cuadros en segundo plano. Mirando la información que el Thyssen-Bornemisza pone a disposición en su página web sale esta foto con Picasso en pie, mirando de frente, y también otra en que está de espaldas con el estudio y sus cuadros al fondo. Las fotografías las hizo Edward Quinn en 1960 en el estudio que Picasso tenía en Cannes. Entre los cuadros, como quien no quiere la cosa, aparece una pequeña fotografía de Toulouse-Lautrec…



Hasta esta exposición no me había fijado en que al fondo de la fotografía de Picasso se encontraba Lautrec, y es lo que hace esta muestra, una mirada atenta a los paralelismos en el arte de ambos pintores, que permite darnos cuenta de cuánto Lautrec hay en Picasso, es todo un acierto y se pueden observar cantidad de semejanzas entre ambos, cómo Picasso fue absorbiendo el arte de su estimado Lautrec a lo largo de su vida.


Cierto es que Picasso lo absorbió todo y abarcó todos los estilos posibles, su recorrido por el mundo de la pintura es majestuoso, como labor de relojero curioso que toca todas las teclas que le causan admiración, recreó la historia de la pintura desde su propio camino, y en ese caminar, entre otros autores y estilos, estaba Toulouse-Lautrec. El resultado de poner de relieve los influjos del francés en el español es una auténtica maravilla, en la exposición se pasa del asombro a los ojos aún más abiertos con cada semejanza mostrada. Es una exposición que ya de por sí, por tener a dos artistas como ellos, ya es una tormenta, una bomba, pero que además se hace entrañable al podernos detener en las analogías y similitudes entre ambos.

Lautrec le puso la poesía a la noche parisina, le puso un corazón tierno a la bohemia. Picasso acentuó la modernidad con el carácter innovador de su estilo desde las huellas del maestro Lautrec. La exposición se divide en cinco puntos de contacto entre ambos, en las cinco secciones: Bohemios, Bajos fondos, Vagabundos, Ellas y Eros recóndito. Es una muestra que da muchísimo juego, que enfrenta dos de los rostros más singulares de la apertura modernista, nos hace darnos cuenta del encadenamiento, la superposición, de estilos sobre estilos, autores sobre autores, Lautrec y Picasso, en este caso, y cómo el arte va subiendo por la escalera del tiempo mostrando a los antecesores, intencionalmente o no, a cada nuevo escalón.

La vais a disfrutar muchísimo, dos pilares de la pintura frente a frente. No os la perdáis.


Enlace a la exposición: https://www.museothyssen.org/exposiciones/picassolautrec
Galixfera s.l. - Versión para imprimir. - Licencia