ExcodraBarcelona, ciencia y arte

Historia de la filosofía del Derecho, de Guido Fassò

Fuente: Rubén Darío Fernández | Publicado: 17-04-2020
Derechos: Portada de "Historia de la filosofía del Derecho. Tomo I". Pirámide ediciones.

Qué obra más hermosa ha creado Guido Fassò en su Historia de la filosofía del Derecho. Son tres volúmenes que, partiendo como es costumbre en este tipo de libros, desde la Antigua Grecia hasta su presente en 1970, nos describe el desarrollo de los diferentes enfoques que se han tenido sobre el Derecho. De primeras, podría parecer, que por la temática, para los profanos en Derecho, fuera una obra densa y muy enfocada a los estudiantes universitarios, que aunque así es, es una obra divulgativa y cien por cien entretenida para todos los lectores, en que sobre todo a los curiosos de la Historia les hará comprender mucho mejor su desarrollo, pues el Derecho es uno de los pilares de las sociedades, y los cambios que se han producido en él han influido sobremanera en los demás cambios habidos en el transcurso del tiempo, a nivel político, económico, religioso, moral, estando todo tremendamente encadenado entre sí.



Guido Fassò tiene una capacidad de síntesis increíble, y una claridad expositiva que apasiona, te hace meterte de lleno en las diversas corrientes filosóficas que han tratado sobre el Derecho, sobre la justicia y su aplicación, sobre el sentido de las leyes.



Grandes y enriquecedores debates a lo largo de los siglos se han mantenido sobre cómo tenían que ser las leyes, en qué basarlas, cómo llevarlas a término, pero sobre todo, sobre su fundamento y su relación con la sociedad y con los Estados. ¿Quién debería hacer las leyes, en qué sustentarlas, a quién aplicarían, quién estaría por encima de ellas, como en otros tiempos estaban los reyes? ¿Cómo hacerlas justas y, más que nada, qué es la justicia para que las leyes puedan serlo? ¿Cuál es la relación entre Derecho y moral, y entre Derecho y economía, y entre Derecho y política, y entre Derecho y religión? ¿Cómo han influido las diferentes escuelas de filosofía en el sentido del Derecho? ¿Cuál es su origen, cómo llegó el ser humano a crear las leyes y en qué las basaba? ¿Puede haber leyes naturales y universales válidas para todo tipo de sociedad o éstas se adaptan a las circunstancias específicas de un determinado tiempo y lugar, de una nación, de un pueblo, de un Estado? ¿Puede aplicarse al Derecho el método científico como tal y convertirse en una ciencia su estudio? ¿Cuál es el papel de la razón en la creación del Derecho?



Todas éstas y muchas más preguntas las va respondiendo Guido Fassò a través de una cantidad deslumbrante de autores de los que ha investigado sus obras de principio a fin, resumiendo y describiendo cómo han pensado filósofos, políticos, escritores y juristas sobre el Derecho tales como Kant, Hobbes, Aristóteles, Tomás de Aquino, Vico, Montesquieu, Helvetius, Bentham, John Stuart Mill, Nietzsche, Fitche, Marx, Hegel, Comte, los presocráticos, San Agustín, Maquiavelo, Moro, Erasmo, Lutero, Grocio, Spinoza, Locke y muchísimo más, el trabajo que ha realizado Fassò es digno de elogio no sólo por la cantidad, sino por la finura de su trabajo en que llega hasta los más mínimos detalles del pensamiento de estos autores, estableciendo impresionantes relaciones entre ellos, mostrándonos el fluir de las ideas entre unos y otros, desde la Antigüedad hasta el presente, encadenando siempre, idea tras idea, todas las corrientes de pensamiento, tanto en su continuidad como en sus corrientes contrarias.



Hay capítulos y temas que son realmente emocionantes, a mí personalmente, que tiendo a admirar mucho el Mundo Antiguo incluyendo al Medievo, me han parecido una maravilla cómo interpretaban nuestros ancestros el concepto de justicia y el sentido del Derecho, al principio, de manera más racional e incluso algunos escépticamente, y luego de manera más religiosa, haciendo emanar las leyes de dios durante la Edad Media, justificándolo de maneras totalmente asombrosas. La Humanidad ha recorrido ya infinitos caminos del entendimiento y ha buscado mil maneras de justificar el poder, de ordenar las sociedades, de hacer política y de aplicar las leyes para llevar a cabo del control de nuestra conducta en sociedad.

Luego, por supuesto, la manera en que nos invita a reflexionar sobre la ley. Lo más común es verlo como un molesto impedimento, pues las leyes pueden llegar a ser tremendamente opresoras, pero en realidad, haciendo unas buenas leyes son las que nos permiten vivir seguros en sociedad, poniendo freno al asesinato, a la agresión, a la violación, al robo, al daño a nuestros congéneres, y a muchísimas conductas más que impiden llegar a una sociedad tranquila y del bienestar. Si lo miramos bien, un Estado son sus leyes, que pueden llegar a todos los rincones de la convivencia, la cuestión está en hacerlas comprensivas con nuestras relaciones, que impidan lo que limite vivir en sociedad, pero que permitan todo lo demás. Es un tema realmente apasionante en el que deberíamos estar más educados desde nuestra infancia, no tanto en temer las leyes, sino en comprenderlas, en comprender su función y aceptarlas para nuestro día a día cuando son beneficiosas, y cuando sean perjudiciales, luchar por cambiarlas.

Os invito a adentraros en esta belleza de libro sobre el Derecho, os dará muchísimo que pensar.


---*---

Galixfera s.l. - Versión para imprimir. - Licencia