ExcodraBarcelona, ciencia y arte

Entrevista con el Dr. Hector Geffner

Fuente: Excodra | Publicado: 23-09-2016
Derechos: Dr. Hector Geffner. ICREA Research Professor at Universitat Pompeu Fabra (UPF).

Héctor, ¿qué es la inteligencia y, siguiendo, qué es la inteligencia artificial (IA)?


La inteligencia está asociada a ser una habilidad para lograr objetivos y también para elegirlos, esto en cuanto a la inteligencia humana, digamos, que tiene cierto tipo de habilidades asociadas, pues pareciera que desde otros puntos de vista humanos, como hablar o poder comprender lo que hay en una imagen no requirieran de la inteligencia, estaría asociada más a temas intelectuales. La inteligencia artificial es el estudio de las habilidades asociadas a la inteligencia desde el punto de vista computacional, es decir, tratando que esas habilidades se puedan reproducir en el computador. La gran diferencia es que muchos de los principales desafíos de la IA son las cosas que para la gente son muy sencillas y que no requieren inteligencia, como lo que comentábamos antes, el poder comprender los objetos que hay en una imagen, una mesa, una silla, una persona, etc., o el mantener una conversación, todo ese tipo de cosas que normalmente uno no suele asociar con la inteligencia pero sin embargo son grandes e importantes desafíos para la IA.


Mirando tu currículum me ha llamado mucho la atención el que eres Licenciado en Ingeniería Electrónica… entonces he pensado rápidamente en la electricidad y en los impulsos eléctricos de nuestro cerebro, claro, y vinculado a lo que comentabas ahora, ¿qué es la electricidad y cuánto le debe a ella la inteligencia, la artificial, y la que vive en la mente de los animales…?


Con la electricidad no me meto… fui ingeniero electrónico muchos años atrás, pero lo que no hay ninguna duda es que el computador programado moderno es un hijo de la electrónica. Es decir, si bien la idea de poder automatizar el razonamiento de alguna manera es un tema que tiene una larga historia, incluso digamos, la lógica es una manera de abstraer y poder formalizar y obtener razonamiento, personas como Leibniz y Babbage y demás que trataron de automatizar y mecanizar procesos de pensamiento, es algo que viene a ser posible facilitado por el desarrollo de la electrónica y de los primeros computadores modernos a mediados del S. XX, no es sólo resultado de la electrónica, sino también resultado del trabajo de Turing, que de alguna manera el hardware básicamente sigue el patrón que estableció Turing de manera eminentemente teórica en los años 30. Sin electrónica no habría el computador moderno, y sin Turing las cosas hubieran sido también bastante diferentes, y sin eso tampoco habría habido inteligencia artificial.


Al hilo de esto, sobre la lógica, en los estudios de IA, ¿se apoyan más en la lógica o en la neurociencia?


La lógica tuvo mucho que ver con el origen del computador programable moderno y con el trabajo de Turing, que básicamente era un lógico, y también tiene que ver con temas de IA. Ahora, lo que es el razonamiento deductivo no es algo cien por ciento racional cuando se quiere hacer en un ordenador, porque razonar desde el punto de vista lógico es computacionalmente difícil. Uno de los problemas es demostrar teoremas en la lógica de predicados, no hay algoritmo que pueda resolver ese problema en tiempo finito. No todo lo que se pueda describir se puede computar, y menos computar de manera efectiva. Si uno quiere hacer un programa que razone de manera deductiva, ese programa no puede ser al cien por cien racional, va a tener que utilizar algún tipo de heurísticas para saber cómo establecer un hilo de prueba y otras tantas cosas. Osea que la racionalidad cien por cien no existe y las razones por la que no existe son del punto de vista computacional porque no se puede computar cualquier cosa. Afuera de esto, muchos trabajos que se hacen en IA parte tiene bases lógicas y parte tiene bases en neurociencias, como el aprendizaje automático. Por ejemplo, si hoy en día uno quiere hacer un programa que aprenda a reconocer caracteres, que aprenda que no sean letras,uno puede escribir una letra a mano o un número del 0 al 9, el programa aprende la manera de clasificar los caracteres a través de un algoritmo de aprendizaje automático. Alguien me da muchas muestras de imágenes de los diferentes dígitos, por ejemplo, y mediante este algoritmo aprende dado un dibujo a clasificarlo como un número de 0 a 9, y estos programas no están basados en lógica, aunque pueden tener cierto cálculo de probabilidad pero la mayoría de las veces son algoritmos que aprenden a generalizar, están basados en Machine Learning, y ese tipo de operación tiene algo que ver en ciertos casos, con ciertos algoritmos de Machine Learning, con ideas que tienen inspiración en neurociencia, lo que hoy en día se llama de Deep Learning son algoritmos de aprendizaje basados en un tipo de arquitectura que tiene algo que ver con las redes neuronales reales.


Pensando en lo que planteas casi nos sirve a nosotros la IA para poder entender cómo funciona la inteligencia en nuestros sistemas biológicos...



Sí, de hecho, hoy día, en neurociencia, hay manera de extraer cantidad de señales de un cerebro en funcionamiento, y una manera de procesar estas señales, esta información, en ciertos casos es a través de algoritmos de aprendizaje automático. Por ejemplo han habido trabajos donde dados ese tipo de señales, se puede saber si la persona está pensando en un objeto o pensando en otro, siendo un tipo de clasificaciones muy gruesas, que tienen que ver con la activación neuronal que ese tipo de pensamiento produce.


De ahí a tener una máquina que pueda desentrañar lo que uno está pensando está bastante lejos… pero sí ciertas categorizaciones a partir de las señales, y esas categorizaciones se hacen de manera automática, con algoritmos de aprendizaje automático que tienen que ver con IA.


Comentando esto, ¿crees que se podría llegar a registrar el pensamiento?


Desde las activaciones eléctricas… claro, de ahí a poder desentrañar la vida mental a partir de las señales pienso que hay una buena distancia… además que las cosas pueden variar terriblemente de una persona a otra, pero a nivel grueso, eso, quizá se pueda hacer de un tiempo a esta parte, pero saber lo que uno está soñando y demás… no está claro que se pueda armar una narrativa coherente de este tipo de eventos…


Claro, quién sabe si cuando avance mucho la tecnología se pueden registrar puesto que son impulsos eléctricos y por lo tanto registrables…


Sí, pero, una cosa es el impulso eléctrico, y otra la interpretación, hay que interpretar esos impulsos en categorías que tengan sentido para nosotros, esto quizá es lo que se pueda hacer de manera gruesa, fíjate que hasta uno mismo tiene bastante dificultades para contar lo que sueña…


Como para que lo haga una máquina…


A veces es eso, el encontrarle sentido a la narrativa de una secuencia de esas señales...


Si somos materia y energía… ¿de qué lado caen el pensamiento y la conciencia que albergan a la inteligencia?


Lo que pasa es que hay niveles de abstracción, todo lo que es procesamiento de información, tanto de materia como energía también, los bits que van cambiando durante el funcionamiento de un ordenador, tiene que ver con materia y tiene que ver con energía, lo que pasa es que normalmente no analiza el funcionamiento de un ordenador a ese nivel, sino a nivel de procesamiento de información, cómo van cambiando los bit, e incluso a otros niveles de abstracción aún mayor.



Al final, nosotros igualmente somos materia y energía, pero una piedra también. Digamos que hay diferentes tipos de características que nos llevan a niveles de abstracción mayor. En cuanto a la conciencia, es uno de los grandes misterios, paradigmas más o menos centrales de lo que nos hace humanos, pero de alguna manera tiene que ver con la capacidad de modelarnos a nosotros mismos.


Nosotros tenemos un modelo nuestro y de nuestro ambiente, y al fin y al cabo lo que tenemos es un modelo de nosotros mismos, quizá esa interacción del modelo de uno mismo con las cosas que uno sabe o hace o no hace tiene que ver con la conciencia. Es como dices, al final todos somos materia y energía y también lo que ocurre en nuestro cerebro.


Claro, con lo que comentas ahora es curioso, si son todo inputs que almacenamos desde los sentidos, los procesamos, formamos memoria, y cómo se dará el paso a la conciencia…


Los computadores funcionan de esa manera, con el input/output, pero en nosotros hay cierto tipo de experiencias subjetivas que tenemos de las diferentes experiencias, uno puede tener una experiencia de miedo, de angustia, y lograr explicar alguna de estas cosas, el término de esas metáforas a veces puede ser un tanto complicado, ¿qué es la angustia? ¿puede un programa tener ese tipo de sentimientos o meramente simularlos? Por ahora todos los programas que hay que tienen que ver con interpretación sentimental es pura simulación, ningún robot te va a decir que le duele algo en la manera que nosotros entendemos el dolor. Ahí sí hay una pequeña brecha. Si al final, como dicen, seamos robots de carne y hueso, que ése sea el substrato, cuenta que hay un montón de otras cosas como el dolor, la angustia y tantos otros tipos de sentimientos que son muy difíciles de explicar en términos de ese substrato solamente.


Lo que comentábamos sobre el sentir… desde los sentidos, y luego ya cómo lo entiende la máquina sería con las instrucciones que nosotros le damos, no sé, el dolor, como un mensaje de error que diera la máquina, algo así…


El tema de que uno programe o que la máquina aprenda sola, y que uno sepa exactamente lo que está pasando en ella, es difícil… una buena metáfora para entender muchas cosas paralelas y diferencias entre IA e inteligencia humana, puede ser un programa que juega al ajedrez, que está evaluando las alternativas, y en cada caso toma la decisión según lo que le parece mejor después de un proceso de evaluación de estas alternativas y ver qué puede contestar el otro jugador y demás, ahora, ¿está sintiendo algo este programa que juega al ajedrez mientras elige? Obviamente la respuesta es no. Un jugador, claro, imagino que sí, y tendrá sus diferentes tipos de sentimientos mientras hace su propia evaluación, en principio muy diferente a lo que está haciendo el ordenador. Pero, ¿el que programó la máquina y juega con ella al ajedrez puede predecir lo que la máquina va a hacer? En principio tendría información, pero en la práctica no podría predecirlo pues son sistemas muy complejos.


¿Vendría a ser la consciencia de la propia consciencia? Tal vez una vez que la máquina sea capaz de eso podría expresar dolor…


Bueno, una cosa es expresarlo, puedes hacer una máquina que diga qué lástima que perdí la partida, pero de ahí a sentir lo que nosotros asociamos al sentir, como resultado de la consciencia, pienso que esto tiene que ver mucho ver con la interpretación de las señales que recibimos junto con muchas otras cosas, con la cultura también, el dolor y muchos otros sentimientos tienen mucho que ver con la cultura…


Totalmente de acuerdo. Y bajando un poco al suelo… mirando vuestros trabajos se ve que hay dos bases claras para el estudio de la IA: las matemáticas y la imaginación... pues tratáis constantemente de desarrollar o fortalecer modelos matemáticos que expliquen o generen, digamos, conductas, me parece algo muy increíble y al alcance de pocos mortales...


Están las matemáticas y la computación, que si bien es una rama, las matemáticas tienen sus propias restricciones, porque no todo lo que se puede expresar matemáticamente se puede computar, o computar de manera efectiva. Yo diría tanto matemáticas como computación, digamos la disciplina creada por Turing.



Y sí claro, la investigación requiere creatividad, pero esto se aplica a la investigación de IA, a investigación de cualquier ámbito y al desarrollo artístico, sin creatividad estaríamos siempre en el mismo sitio…


Y entonces, muy genéricamente, ¿cómo afrontáis cada nuevo estudio?


En nuestro grupo tenemos una agenda donde vamos buscando cuáles son los mecanismos que puedan estar detrás de alguna inteligencia general. En el sentido de que nos interesa el programa que exhiba una inteligencia general, entonces trabajamos en la parte del modelo matemático para expresar un amplio tipo de problemas, cuestión que uno pueda darle a estos algoritmos genéricos, y éstos puedan operar básicamente para cualquier problema. En estos problemas, lo que tienen en común, es que la máquina tiene que generar un comportamiento para lograr cierto tipo de objetivos.


Ligado a esto, los videojuegos… creo que la gente de a pie no puede ni, justamente, imaginarse todo lo que hay detrás de ellos para llegar a ser lo que son… ¿qué aportan a la IA y la IA a los videojuegos?


Sí, los videojuegos vienen a ser una plataforma, una aplicación, donde se puede demostrar algún tipo de comportamiento inteligente o no, si uno ve cómo alguien juega a algún juego, por ejemplo el ajedrez, aunque no tendría la acción de otros videojuegos, digamos que es una plataforma donde se puede valorar la inteligencia. El otro tema de los videojuegos… mira, Google ha adquirido hace poco una de las más importantes empresas en IA, DeepMind, cuyo logro fue un algoritmo que aprende a jugar a juegos de Atari, un poquito viejos… solamente a partir de la información que está en la pantalla, los píxeles, lo que ve el jugador y a partir de la manera en que sus comportamientos afectan al score, a la puntuación que el jugador va recibiendo, y desde esas recompensas y castigos expresadas mediante la puntuación el programa va aprendiendo cómo mover el joystick de manera en que sacar el mayor puntaje posible, es decir, cómo tomar acciones con los mejores resultados… y esto recibió bastante cobertura por la prensa, porque es un logro importante en IA, y además que fue comprada por unos 500 millones de dólares…



El área de los videojuegos es un ámbito en el que poder evaluar comportamientos inteligentes, que requiere generación de comportamiento inteligente.


Otro ámbito serían las aplicaciones, un robot que ayude en las tareas del hogar… pero la robótica todavía no ha conseguido un robot que sea bueno por la casa manipulando los diferentes objetos, etc., en cambio en el mundo de los videojuegos no existe este tipo de limitación.


El pasito es sólo tecnológico, digamos, para que un robot pueda funcionar como un muñeco de videojuego…


Fíjate que hay muchas dificultades, una empresa como Amazon tiene robots que mueven estantes de lugar a lugar para que la gente pueda ir llenando las órdenes que piden los clientes, pero los robots no son capaces de ir a los estantes y recoger los objetos que se necesitan, es decir, hay mucho dinero que se podría ahorrar estas empresas, independientemente del efecto que esto tiene sobre el mercado laboral, que es otro tema… pero que son problemas que no son tan sencillos de resolver, que requieren tiempo, sí se ha avanzado muchísimo en los últimos años, pero aún queda mucho por hacer desde la robótica para crear, por ejemplo, robots eficientes de ámbito doméstico.


Saliéndonos un poco, lo comentabas antes, ¿quién es Alan Turing y qué representa para todo el árbol de la IA?


Sí, no sólo es el padre de la IA, sino también de buena parte de lo que es la computación moderna. Lo que sería el premio Nobel en la ciencia de la computación de hecho se llama el Turing Awards… Cualquier cómputo que pueda ser realizado por un computador hoy en día podía ser realizado por la máquina que diseñó Turing en los años 30 del siglo pasado, en el papel… lo que se llama la máquina de Turing es un diseño abstracto de lo que es el computador moderno, que surgió 15 o 20 años después de su trabajo. Turing vio la manera matemática de caracterizar lo que sería un computador universal programable, sentó las bases, y teniendo esto, la manera computacional de abordar el problema de la inteligencia. Él de alguna manera es tanto el padre de la IA como de la computación mundial. Uno de los más grandes genios matemáticos del siglo XX sin duda.


Robótica, nanotecnologías, IA, realidad virtual… todo esto me intriga muchísimo, la posibilidad futura de relacionarnos con seres no nacidos, sino fabricados, pero como ahora lo hacemos con las personas, ¿cómo imaginas el futuro en este aspecto?


Es un tema que daría de hablar para largo, yo pienso que la gente hoy en día, se relaciona de manera más sencilla con la tecnología que con otras personas… hay una película, de hace un par de años, Her, de un hombre que se enamora del sistema operativo de su teléfono móvil… no sé si la viste…


Sí, me encantó…


Pienso que esa película dentro de todas las que han salido de las que abordan el tema de la IA, plantea un tema bastante real y de cara a un futuro relativamente cercano, pues la gente a veces puede perfectamente sentirse más cómoda interactuando con máquinas que a veces interactuando con otros humanos… la inversión emocional es otra, obviamente no es un juicio de valor, no estoy diciendo que sea mejor interactuar con máquinas que con humanos, que yo además soy exactamente de lo contrario… pero el hecho de que esté sucediendo eso, habla sobre cómo somos nosotros y cuál es un poquito la naturaleza humana, la situación actual, como cuando un joven que prefiere mandarle un WhatsApp al muchacho que está del otro lado de la puerta en vez de hablar con él… de alguna manera prefiere la comunicación mediada por la tecnología a la comunicación directa, bueno, esto habla un poquito sobre nosotros…


 

Galixfera s.l. - Versión para imprimir. - Licencia